Gestiona tus emociones para gestionar tu reto profesional

Sep 23, 2021
emociones

Tus emociones se basan en tu pasado, determinan tu presenten y predicen tu futuro.

¿Cuantas emociones conoces?

La mayoría de las personas que preguntes te dirán que hay  seis emociones básicas. En 1972,  Paul Ekam definió : ira, asco, miedo, alegría, tristeza y sorpresa. Estas emociones se asocian a la comunicación no verbal y sobretodo a expresiones faciales cuyo origen viene de nuestra parte más animal y por ello podemos identificarlas en chimpaces con claridad y en muchos de los animales que conocemos. Estas emociones son involuntarias, inconscientes y universales ya que estan predeterminadas en nuestro Ser desde siempre.

En  la Universidad de California (UC) en Berkeley, realizaron una investigación  en la que se analizó las reacciones ante más de 2000 vídeos de diversa temática con casi 900 personas, clasificaron 27 distintas categorías de emociones humanas: aburrimiento, admiración, adoración, aprecio estético, ansiedad, anhelo, asombro, aversión,  calma, confusión, deseo sexual, dolor empático, diversión, envidia, embelesamiento, emoción, miedo, horror, interés, alegría, triunfo, nostalgia, romance, satisfaccióny tristeza.

La verdad es que cada una de estas emociones se pueden desgranar en muchas más dependiendo del grado de emoción en positivo o negativo, pudiendo llegar a detallar las 7000 que concluía Paul Ekam al final de sus estudios. Al final del artículo verás el listado de emociones más completo que hay ahora por si quieres leerlo. Pero,…

¿Sabes qué es más importante que conocer los nombres de las diferentes emociones?

Lo más importante es escuchar tus emociones y entender que hay detrás de ese conjunto de reacciones químicas de experiencias pasadas.

Cuando queremos gestionar adecuadamente las emociones ante un cambio debemos entender que vienen determinadas por esas experiencias pasadas que hemos ido recopilando en nuestro cerebro y que hace que, de manera inconsciente, reaccionemos de una manera concreta.

¿Quieres decir que siempre me voy a sentir así ante una situación concreta?

No, nosotros podemos modular las conexiones neuronales, a medio plazo, para que “el piloto automático” que hace que reaccionemos de una manera u otra ante un estímulo o un pensamiento cambie.

Cuanto más tiempo repitas un pensamiento, una decisión o una conducta más se prolongará la respuesta automática emocional a esos estímulos; ya sabes no te alargues en todos los componentes negativos que todos tenemos en la vida;

Cuanto antes cambies tu visión de la emoción o de la decisión negativa que tanto te frena,  antes cambiará tu vida.


Según explica Joe Dispensa en su libro “Sobrenatural”, “los recuerdos se generan a partir de la interacción con el mundo exterior…el único lugar en el que existe el pasado realmente es en el cerebro…y en el cuerpo”.  Por ello mismo, cuanto más pienses y te regodees en los puntos negativos de tu vida, más posible es que te pasen cosas negativas. Es como si tuvieras un imán para esas emociones, y por ello, de tí depende que tu futuro sea de una maneta u otra. Si experimentas las mismas emociones una y otra vez estás hipotecando a tu cuerpo a vivir del pasado.

¿Cuando vas a empezar a definir las emociones en positivo?

Te propongo varias nuevas rutinas para conseguir consolidar  emociones más positivas en tu cerebro inconsciente:

  • Por la  mañana, cuando te levantes, ponte delante del espejo y empieza a soltarte piropos de manera, incluso exagerada…guapa, mira que radiante te has levantado hoy, hoy estás que te sales, te vas a comer el mundo.
  • En cuanto salgas a la calle o tengas el primer contacto con alguien si teletrabajas, oblígate a ofrecer a esa persona (aunque no te apetezca), una sonrisa de oreja a oreja para que te la devuelva y tu cerebro se sienta más feliz.
  • Marca en tu agenda un tiempo para quedar con alguién que te apetezca para tomar algo o salir a caminar. Estamos perdiendo el contexto social y es muy improtante para conseguir emociones positivas.
  • Guarda un tiempo para tí. No para la família, ni para trabajar, ni para obligaciones varias…sólo para estar contigo misma o mismo y pregúntate cómo estás.
  • Haz un listado de pequeños momentos de felicidad cada día por la noche, ya que es cuando pasamos los recuerdos de memoría a corto plazo a memoría a largo plazo…dormirás mejor, tendrás sueños más positivos y te despertarás más positiva.

Creo que si empiezas con estos cinco cambios de rutina para mejorar tus emociones, verás que notarás los cambios de una manera drástica, y estás más preparada para gestionar tu reto profesional desde un mayor equilibrio emocional.

¿Cuál quieres que sea tu emoción mañana cuando te levantes? Pues como ves, una parte importante de ella, todo y este entorno tóxico en el que estamos, depende de tí.

¡Vamos a por emociones positivas para gestionar tu cambio profesional!

Lista de emociones y sentimientos básicos y complejos

Emociones y sentimientos positivos

  1. Alegría
  2. Amor
  3. Afecto
  4. Compasión
  5. Generosidad
  6. Gozo
  7. Júbilo
  8. Esperanza
  9. Admiración
  10. Libertad
  11. Logro
  12. Justicia
  13. Agradecimiento
  14. Aceptación
  15. Acompañamiento
  16. Bondad
  17. Apreciacion
  18. Benevolencia
  19. Orgullo
  20. Amabilidad
  21. Alivio
  22. Empatía
  23. Integridad
  24. Humildad
  25. Apego
  26. Aprobación
  27. Concentración
  28. Suficiencia
  29. Armonía
  30. Honestidad
  31. Templanza
  32. Tolerancia
  33. Motivación
  34. Felicidad
  35. Firmeza
  36. Fortaleza
  37. Autonomía
  38. Honorabilidad
  39. Solidaridad
  40. Optimismo
  41. Satisfacción
  42. Seguridad
  43. Comprensión
  44. Simpatía
  45. Cariño
  46. Pasión
  47. Estima
  48. Entusiasmo
  49. Respeto
  50. Paz
  51. Placer
  52. Compromiso
  53. Fervor
  54. Encanto
  55. Competencia
  56. Plenitud
  57. Omnipotencia
  58. Euforia
  59. Éxtasis
  60. Ilusión
  61. Apoyo
  62. Contento
  63. Interés
  64. Confianza
  65. Alborozo
  66. Cuidado
  67. Dignidad
  68. Enérgico
  69. Vitalidad
  70. Complacencia

Emociones y sentimientos negativos

  1. Tristeza
  2. Melancolía
  3. Abandono
  4. Aburrimiento
  5. Abuso
  6. Necesidad
  7. Ausencia
  8. Desmotivación
  9. Susto
  10. Amargura
  11. Angustia
  12. Agresión
  13. Agobio
  14. Vacilación
  15. Ansiedad
  16. Asco
  17. Venganza
  18. Valentía
  19. Fastidio
  20. Vergüenza
  21. Vacío
  22. Hastío
  23. Hostilidad
  24. Humillación
  25. Menosprecio
  26. Mezquindad
  27. Temor
  28. Terquedad
  29. Terror
  30. Traición
  31. Molestia
  32. Abrumado
  33. Lástima
  34. Manipulación
  35. Miedo
  36. Fobia
  37. Fracaso
  38. Fragilidad
  39. Frustración
  40. Furia
  41. Soledad
  42. Imperturbabilidad
  43. Parálisis
  44. Rencor
  45. Rabia
  46. Recelo
  47. Pudor
  48. Desprotección
  49. Miseria
  50. Pavor
  51. Preocupación
  52. Prepotencia
  53. Pesimismo
  54. Incongruencia
  55. Pena
  56. Pereza
  57. Pesadumbre
  58. Odio
  59. Enfado
  60. Engaño
  61. Estrés
  62. Perdido
  63. Enjuiciamiento
  64. Enojo
  65. Envidia
  66. Ofendido
  67. Espanto
  68. Entristecimiento
  69. Estupor
  70. Impaciencia
  71. Desconfianza
  72. Impotencia
  73. Desconcierto
  74. Incapacidad
  75. Incompatibilidad
  76. Incomprensión
  77. Desventura
  78. Indignación
  79. Inestabilidad
  80. Infelicidad
  81. Inferioridad
  82. Injusticia
  83. Destrucción
  84. Desamor
  85. Insatisfacción
  86. Inseguridad
  87. Insuficiencia
  88. Intolerancia
  89. Ira
  90. Irritación
  91. Celos
  92. Culpabilidad
  93. Censura
  94. Cólera
  95. Contrariedad
  96. Dependencia
  97. Depresión
  98. Derrota
  99. Desaliento
  100. Desamparo
  101. Desánimo
  102. Desasosiego
  103. Desconsideración
  104. Abatimiento
  105. Desconsuelo
  106. Desdicha
  107. Resquemor
  108. Desencanto
  109. Desesperación
  110. Desgano
  111. Desilusión
  112. Desolación
  113. Petrificación
  114. Desorientación
  115. Desprecio
  116. Hambruna
  117. Desprestigio
  118. Desvalimiento
  119. Devaluación
  120. Dolor
  121. Disgusto
  122. Lástima
  123. Desidia
  124. Disforia
  125. Exasperación
  126. Remordimiento
  127. Agravio
  128. Obnubilación
  129. Aflicción
  130. Decepción

Emociones ambivalentes ( ni positivas ni negativas)

  1. Nostalgia
  2. Añoranza
  3. Lujuria
  4. Unidad
  5. Atracción
  6. Alarma
  7. Asombro
  8. Valentía
  9. Alteración
  10. Soberbia
  11. Vulnerabilidad
  12. Valoración
  13. Tentación
  14. Paciencia
  15. Sorpresa
  16. Ambivalencia
  17. Ternura
  18. Deseo
  19. Timidez
  20. Tranquilidad
  21. Arrepentimiento
  22. Paranoia
  23. Turbación
  24. Frenesí
  25. Confusión
  26. Serenidad
  27. Sometimiento
  28. Sumisión
  29. Sosiego
  30. Rebeldía
  31. Rechazo
  32. Pertenencia
  33. Compromiso
  34. Dicha
  35. Repugnancia
  36. Resentimiento
  37. Reserva
  38. Persecución
  39. Obligación
  40. Ostentación
  41. Excitación
  42. Dominación
  43. Extrañeza
  44. Inconformidad
  45. Incredulidad
  46. Resignación
  47. Indiferencia
  48. Intrepidez
  49. Intriga
  50. Invasión
  51. Impulsividad
  52. Calma
  53. Consuelo
  54. Inquietud
  55. Correspondencia
  56. Curiosidad
  57. Cercanía
  58. Congoja
  59. Titubeante
  60. Desdén
  61. Regocijo
  62. Exaltación
  63. Condescendencia
  64. Ecuanimidad
  65. Apatía
  66. Inspiración
  67. Seriedad
  68. Trance
  69. Obstinación
  70. Arrojo
  71. Perplejidad
Comparte este contenido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Laura Cespedosa
Soy tu consultora en RRHH y coaching profesional, te acompaño en tu cambio en la Era Digital

© Blog de Laura Cespedosa · Consultora RRHH · Coach y Mentora en Empleabilidad
· Construido por minet.es.