Mide el ROE (Valor de formación por trabajado) para asegurarte un mayor resultado de tus formaciones en empresa .

 

¿Quieres asegurar el éxito de tus formaciones y demostrarlo a Dirección con datos tangibles? 

Uno de las grandes oportunidades que tenemos en el Área de RRHH en este entorno VUCA en el que vivimos, es conseguir mejorar el Talento interno de la empresa a través de un Plan de Desarrollo y Formación interesante para los usuarios (nuestros clientes internos) y que genere un resultado cualitativo, cuantitativo o económico positivo para la empresa.

Hablamos de conceptos básicamente financieros, como son el ROI (retorno d ela inversión) o el ROE (Retorno de las expectativas), que nos ayudan a conseguir traspasar de intangible a tangible algo tan importante como es la asimilación de las formaciones en las que invertimos.

El Valor de la formación por trabajador es aquel que incrementa su nivel de aprendizaje y de desempeño en una de las competencias clave de su puesto de trabajando con respecto al objetivo final de la empresa.

Está claro que, si somos capaces de evaluar el punto de inicio de cada participante previo a la formación, así como el punto de éxito que queremos conseguir con la formación, seremos capaces de definir si hemos conseguido el ROE, o sea, si hemos cubierto las expectativas que teníamos con respecto a la formación para cada persona.

Además, analizando el Valor de la formación por cada trabajador, podremos acompañar al desarrollo de cada uno en su aportación en la empresa, optimizando su Plan de carrera reforzando aquellas competencias clave que realmente necesita.

¿Te apuntas al cambio?

TRANSFORMACIÓN DIGITAL EN EL MERCADO LABORAL: CUIDA DE TU VALOR.

Podemos ser más o menos optimistas con respecto al futuro del mercado laboral, pero la verdad es que este cambio esta sucediendo y nosotros, como trabajadores y empresas de un mercado que se mueve a una velocidad supersónica, sólo podemos que prever los cambios y adaptarnos a ellos.

¿Pero cuales son esos cambios y como adaptarnos?

En un nuevo entorno en el que la seguridad y los objetivos a largo plazo han desaparecido, en el que ya no hablamos de crisis,  sino de nuevas tendencias empresariales, el ser capaces de adaptarnos a las necesidades de los clientes y de las empresas en cada momento será la diferencia entre sobrevivir o no.

Bon Johansen definió la Teoría de la que todo el mundo habla sobre el nuevo entorno VUCA, por el que podemos ver los cambios más genéricos y cómo considero que podemos adaptarnos a ellos:

Volátil, por lo que no podemos prever las situaciones ni controlar su origen ni su impacto en nosotros. La empleabilidad de todos los trabajadores invirtiendo en formación innovadora y una visión abierta por parte de la empresa, buscando partners que le ayuden a digitalizarse hará que puedas controlar algunas de las variables.

Un mercado Incierto, donde todo es impredecible e inesperado. El conocimiento y entendimiento del mundo exterior, entendiendo y analizando los futuros cambios gracias al análisis y observación de las necesidades de los clientes y de la posible innovación en su sector, lanzarán campañas clave para manejare la incertidumbre.

Complejo, caos, nuevas relaciones, sin precedentes , hacia lo desconocido. Definir, medir, controlara través de KPIs, gestionar los cambios productivos y emocionales, centrar el camino de la empresa hacia un objetivo claro y comunicarlo a todos los integrantes de la misma. Todos a una.

Ambiguo, todo y pensar o prever en el futuro, lo cierto es que no sabemos cual es el límite de la era digital y la automatización, por lo que podemos pensar en imposibles que sean ciertos a dos años vista. Ser ágiles u estar interconectados con empresas del mismo sector ayuda a poder reaccionar rápidamente ante cualquier desviación, trazando un plan de acción ágil y claro, gracias a los indicadores clave que nos ayudarán a detectarlo ASAP.

 

¿Qué necesitan las empresas para ser competitivas en un futuro inmediato?

Entender que no hay vuelta atrás, y que, sobretodo las Pymes, tienen un reto importante en interiorizar esta transformación digital focalizando todos los departamentos de la empresa en la experiencia del cliente para crear “likes” en su marca y que piensen en la empresa cuando quieran comprar como una empresa “happy”.

 

Invertir en tecnología y en expertos que puedan ayudar a realizar esta inmersión focalizándose en todo aquello que realmente es necesario para cada empresa. Menos es más si quieres empezar a digitalizarse como empresa, pero siempre siguiendo un plan de acción hacia la excelencia empresarial.

 

Invertir en los equipos, formando y creando visión interdisciplinar, mente abierta y personas que aporten ideas innovadoras, que es una de las pocas competencias en la que no nos podrán, nunca, desterrar las máquinas.

 

Crear sinergias intersectoriales, estar al dia del Iot (Internet de las cosas) que tanto dará que hablar, asistir a conferencias, seminarios,…la información te ayudará a reaccionar antes que otras empresas de tu entorno.

El ROI de adaptarse a la nueva era digital es la supervivencia de la empresa.

¿Qué necesitan los trabajadores para ser competitivos?

Eliminar drivers de conducta que no nos ayudan, como la necesidad de estabilidad, el mismo tipo de trabajo para toda nuestra vida profesional, los miedos al fracaso, al futuro incierto, al cambio de status,….

Ser empleable siempre, o sea, formarte, informarte, innovarte y relacionarte al máximo, para tener todas las herramientas que necesitas para poder definir tu futuro profesional hacia lo que quieres hacer teniendo en cuenta las nuevas puertas que se abren con el cambio digital.

Cada vez habrá menos trabajo por cuenta ajena de salario fijo, y más trabajos por proyectos y como autónomos. Cambia el chip hacia una realidad donde debes mostrar tu valor añadido siempre, sin importar el tipo de relación laboral que tengas.

Sí, el 80% de puestos de trabajo tal cual los conocemos habrán desaparecido, pero la mayoría de puestos de trabajo de aquí a cinco años vista todavía no se han inventado.

 

De ti, tanto empresa como trabajador, depende estar fuera o dentro…¿Dónde quieras estar?

 

Laura Cespedosa

Desarrolladora de Talento

Los trabajos que sí existirán en el futuro

“Se denomina trabajo a toda aquella actividad ya sea de origen manual o intelectual que se realiza a cambio de una compensación económica por las labores concretadas”. La verdad es que esta definición como tal ya está obsoleta, de la misma forma que la mayoría de los trabajos de hace 10 años.

El “trabajo del futuro”, o DESEMPEÑO DE MI TALENTO, como prefiero llamarlo, será aquel que me involucre en un proyecto de vida que no dependa de un horario, de un jefe, de una productividad tal como se entiende ahora.

Los trabajos del futuro simples, aburridos y sin valor serán aquellos en los que nos suplantarán las máquinas, sin dudarlo. Es por ello que debemos empezar a pensar en aquello que sólo podemos hacer nosotros, los humanos.

Miraba ayer un TED Talk del economista David Autor, y hablaba del futuro que ya es nuestro presente; trabajos donde el contacto con el cliente, con la persona sean vitales, serán aquellos que las personas serán necesarias sí o sí. Yo como paciente, usuaria, clienta o fan, quiero que una persona me cure, acompañe, ayude,…y no una máquina.

Por mucha nueva tecnología que haya un humano deberá explicarla, convencerme para que la desee comprar y ayudarme si no la entiendo. Gracias a esta nueva tecnología y a nuestro super-consumismo de todo lo que las empresas son capaces de inventar para estar IN , habrá trabajo durante las próximas décadas.

¿Y qué le digo a mi hija que estudie? No tengo ni idea de que será más empleaba de aquí a 10 años como carrera, pero competencias clave como la empatía, la mente abierta, la orientación al cliente y a las personas, la asertividad y la gestión de las emociones sí que son VALORES diferenciados que las máquinas no nos podrán suplantar,

Sin dudarlo, menos conocimientos concretos y más emociones.

Laura Cespedosa

Desarrolladora de Personas

www.lauracespedosa.com

Publicado en Linkedin el 12/12/2016

https://www.linkedin.com/post/edit/6220572221983727616

¿Estás preparado para la entrevista estrella del 2017? ENTREVISTA POR VALORES

Ya sabes que los procesos de selección han cambiado mucho en los últimos años e incluso en los últimos meses. Es por ello que, tanto si eres empresa que estás seleccionando Talento como si te planteas cambiar de puesto o estás buscando Trabajo, debes saber cuales son las tendencias que vienen en Reclutamiento para el 2017.

La entrevista cronológica entendida como aquella en la que hacen un repaso de tu experiencia profesional por empresas siguiendo el guion de tu CV, se continua haciendo en las empresas Pymes con liderazgo de Generación del Baby-Boom (+- 50 años), para los que la sabiduría en un puesto depende sólo de tu pasado. Tenlo en cuenta si vas a este tipo de empresas donde palabras como involucración en el proyecto, fidelidad a la empresa, trabajar horas,….son importantes en la entrevista. En el fondo, buscan personas con valores alienados a los suyos, aunque no lo plantean como tal en la entrevista.

Pero, en aquellas que ya han realizado el cambio generacional, en start ups y en grandes empresas, cada vez más, harán una entrevista por valores.

¿Cómo funciona este tipo de selección? No se fijan tanto en tu pasado para ver si eres una persona “apta” para el puesto, sino en qué puedes aportar a la empresa en futuro, y, sobretodo, en si tus prioridades son similares a las de la empresa. Para ello, realizan una serie de preguntas por valores realizando simulaciones de situaciones en las que debes escoger su resolución.

En muchas de estas entrevistas, el reclutador no tendrá ni tu CV delante para no caer en la tentación de volver a preguntar sobre tu pasado, y te harán preguntas abiertas y poco relacionadas con las tareas del día a día que solías llevar a cabo. Se quiere entablar una relación de tu a tu, más informal que las típicas entrevistas, en las que el candidato se sienta con la capacidad de ser él mismo. Pero…si eres un candidato, no bajes del todo la guardia y prepara tu entrevista, averiguando los valores de la empresa y buscando concordancia con tus valores y en cómo los explicas.

La empresa busca personas que crean en su proyecto como estilo de vida profesional, que entiendan el “bien común” del trabajo diario y cómo éste repercute en la sociedad y en la satisfacción de los clientes. Quieren que se hable del futuro conjunto si empiezas a trabajar o colaborar con esa empresa, y no simplemente en mantener una relación laboral remunerada.

¿Cuáles son tus valores claves? Analizalos, defínelos y arguméntalos como puntos potenciales de tu valor diferencial, que es más importante que los años de experiencia que se pueda aportar.

Te pongo algunos ejemplos de valores claves: Honestidad, lealtad, mente abierta, creatividad, cooperación, optimismo, alegría, liderazgo, innovación, respeto por el medio ambiente ,…

Y algo que debes pensar como candidato es…¿Cuáles son los valores que quiero que tenga la empresa en la que trabaje?

Laura Cespedosa

Desarrolladora de Talento